Don't touch the Spikes pantalla 3

Don’t touch the Spikes – Cuidado con los pinchos!!

Un juego de habilidad sencillo y adictivo a mil!

Sí, todos hemos jugado al Flappy Bird y diréis que es uno del estilo más, pues no, Don’t touch the Spikes, del estudio Ketchapp, es un juego muy por encima del triste, en mi opinión, Flappy Bird tanto en gráficos, como en concepto así como en respuesta al manejo y grado de adicción. Fue encontrarlo y olvidarme de todos los demás juegos del estilo ya que este es bonito, simple y Don't touch the Spikes pantalla 1aporta una serie de cosas que los demás no.

La dinámica es muy simple, hacer que el pájaro siga volando rebotando por las paredes evitando clavarse los pinchos que de manera aleatoria, van saliendo de las paredes a cada segundo que pasa,  tratando de aguantar el mayor tiempo posible. Por el camino, podremos tratar de atrapar los caramelos que van apareciendo para más adelante jugar al modo duelo o poder cambiar de pájaro, hay pájaros muy graciosos XD

 Reflejos y habilidadMaldito pincho!

Reflejos para darle a tiempo a la pantalla para justo dejarse caer y volver a volar y habilidad, para darle los toques justos y en el momento preciso para seguir rebotando sin chocarse con los pinchos. ¡Todo un reto! 

JugabilidadYo quiero ese caramelo!

Don’t touch the Spikes es fácil de hacerse con el control y te mantiene atento hasta que fallas. A medida que van pasando los segundos, el contador se va incrementando, este se encuentra en el medio bien integrado, sin molestar asi que te picas más y más para superarte.

Don't touch the Spikes pantalla 2A medida que vas aguantando, van apareciendo unos caramelos que a modo de puntos te  servirán para comprar nuevos pájaros con los que jugar.

Este es difícil pero no te exaspera porque está más medida su dificultad por lo que no tienes la sensación de ser imposible y sigues picándote y jugando y no tienes la sensación tampoco de que lo único que quiso el autor del juego es ganar dinero al hacerlo.

Modo Duelo – Mi pájaro es mejor!! XD

Tiene además el modo Duelo en donde podrás jugar contra otro pájaro manejado por el propio juego. Si ganas las tres rondas te llevaras el premio en puntos de caramelo, todo muy dulce si, pero para nada fácil según avanzas en los duelos, es divertido.

Eso sí, echo en falta un modo multiplayer igual al modo duelo pero contra una persona real, al menos en local, cada uno podría manejar una esquina de la pantalla para pulsar con el dedo y sería muy divertido.

GráficosMinimalista y cuidado

Es agradable visualmente en su simplicidad cuidada, no es como los cientos de clones que hay por ahí, la mayoría basura en su afán por recaudar o prisas. A medida que avanza el tiempo, los colores van cambiando para tratar de distraerte al sorprenderte y que falles en el vuelo del pajarillo. Tanto los menús como los botones e iconos están cuidados dando una sensación de haberlo hecho con mimo y de homogeneidad.

Sonido:

El sonido  está bien, sin más, cumple su función a la perfección y no molesta ni distrae por lo que acompaña bastante bien.

Valoración:

En definitiva es un juego que una vez instalado, aunque no sea del tipo que más sueles jugar, se queda ahí, en tu dispositivo, para echar una partida de vez en cuando en cuanto tienes un rato muerto o quieres picar a un colega.

Si queréis probarlo y darle una oportunidad, podéis descargarlo tanto para Android como para iOS.

Jugabilidad7.7
Gráficos6
Sonidos6
6.6

Comparte este post

Javier Gonzalez Serrano

Apasionado por la tecnología desde pequeño. Corazón de programador y jugón. Co-founder de GrungiStudios (www.grungistudios.com). Nintendero y ahora “tabletero” que no pierde la oportunidad de probar nuevos juegos en busca de nuevas aventuras.

1 comentario

Comenta

Escribe un nuevo comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Suscribirme sin comentar.