Pantalla principal de Retro Wings

Retro Wings: Entrando en barrena

Vengo a hablaros de un juego que és, en mi opinión, la perfecta evolución de un fenómeno mundial. ¿Recordáis ese juego que batió récords de descargas? Ese juego que cuando su autor decidió quitarlo de las tiendas se empezaron a vender iPhones a precios desorbitados con él instalado. Ese juego del que ya… nadie habla. Evidentemente estoy hablando de Flappy Bird, pero el juego que me interesa hoy es otro, es Retro Wings.

Llegando a la meta

Cuando digo que es una evolución del juego del pajarito no es solo una impresión mía, para corroborarlo está el propio subtitulo del juego Flappy Plane Aces en la propia portada.

Consiste en volar el máximo de tiempo esquivando los obstáculos que aparecen aleatoriamente por el lado derecho de la pantalla ¿Os suena? Han implementado unos controles tan sencillos como aquel en él que se inspira pero unas mecánicas más profundas. La partida empieza con tu avión parado en su base, cuando tocas la pantalla el avión se impulsa y empieza el juego. Si dejas de tocar la pantalla el avión cae estrellándose contra los obstáculos o desapareciendo de la pantalla. y mientras toques la pantalla el avión se impulsa volando siempre en círculos en sentido anti-horario. Ahí esta el truco debes jugar con esos impulsos y giros para evitar obstáculos y seguir avanzando.

Pantalla en el mundo MontañaJunto a una sierra

El juego es rápido en su navegación y no te hace esperar entre partida y partida, excepto cuando salen los anuncios que se pueden pasar rápidamente pulsando sobre la X o eliminar completamente con un pago in-app. Su sistema de monetización no es nada rompedor, puedes comprar monedas que te sirven para revivir tras una muerte, pero tampoco molesta en absoluto y puedes jugar perfectamente sin pagar ni un euro.

No todo podía ser bueno en Retro Wings

Si bien la curva de dificultad está muy optimizada, tiene algunos obstáculos que son extremadamente difíciles para el mundo en el que están y que hacen que superar ese nivel dependa de si te aparece o no ese obstáculo. Además en la versión en español, he comprobado que si lo ponemos en ingles no ocurre, hay un pequeño problema con el nombre de los mundos que aparecen descolocados en el menú de selección de estos.

Un buen vídeo vale más que 1000 palabras:

 

Jugabilidad:

El juego es rápido y reta al jugador, lo que cabe esperar de estos juegos. Sin embargo a diferencia de la mayoría, Retro Wings apuesta por la variedad colocándonos obstáculos distintos en cada mundo. No me suelo enganchar demasiado a estos juegos “hiper-casual” pero he de admitir que ha pasado algunas horas con este y llevo más de 120 intentos de superar el penúltimo de sus mundos. Creo que puedo definirlo como divertido y adictivo. 

Gráficos:

En este apartado el juego cumple, estética pixel art sencilla y utilitaria pero no demasiado destacable. Si he de admitir que es un juego que varía bastante en este apartado en cada mundo y además ofrece 14 aviones desbloqueables.

Sonido:

La primera vez que jugué fue sin sonido e hice bien, de otra manera hubiese estampado el móvil contra la pared. En este apartado el juego chirría completamente. La música es estridente y tremendamente repetitiva, y los efectos… los tres efectos que tiene son cuando coges una moneda ¿Alguien dijo Mario?, cuando te estrellas y cuando te impulsas, este último es horrible y se corta de una manera espantosa cuando sueltas la pantalla. 

Veredicto final:

Es un gran juego y para disfrutarlo lo único que debéis hacer hacer es quitar el sonido. Si os gustan los retos no dudéis en descargar Retro Wings en Google Play. Lo recomiendo para pasar pequeños, o grandes ratos muertos.

JUGABILIDAD9
GRÁFICOS7.3
SONIDOS3.2
6.5

Comparte este post

Eduardo Amengual

Soy friki, jugón, y Game Designer. Viviendo los juegos, jugando la vida.