El Jugón De Móvil WCRA Portada

Análisis de War Commander: Rogue Assault – RTS para todos los públicos

Todo buen jugón que se precie conocerá, habrá probado o simplemente escucharía sobre Command & Conquer. Pues el que ha puesto en marcha War Commander: Rogue Assault y a su desarrolladora, KIXEYE, no es ni más ni menos que el co-creador de uno de los padres de los RTS más conocidos, el Command & Conquer. KIXEYE, lleva ya muchos juegos a su espalda, como VEGA Conflict, y con este título pretenden hacerse con el mercado móvil. ¿Lo conseguirán?

Explosiones y destrucción

En War Commander: Rogue Assault nuestro objetivo será conquistar terreno. Para ello contaremos con varias unidades y tipos, Infantry, Mobile Units, Armour y Air Support, que iremos mejorando a medida que avancemos en el juego. La mecánica de juego es muy simple, seleccionas a las unidades y les ordenas atacar, puedes incluso seleccionar unidades de manera individual aumentando las posibles estrategias. Lo más novedoso es quizás el hecho de que la construcción, mejora o creación de unidades es instantánea, si tienes los recursos tendrás acceso inmediato. Esta parte es la que hace que War Commander: Rogue brille frente a sus rivales, consiguiendo un gameplay adictivo que te tiene pegado a la pantalla. Sumado, War Commander: Rogue agrega dos campañas Single-Player y un Multiplayer muy logrado.

No es oro todo lo que reluce

Vamos ahora con lo malo, hemos explicado que el juego te permite conseguir de forma inmediata disponiendo de los recursos necesarios, pero ¿cómo se consiguen los recursos? Obtendremos recursos conquistando territorios, avanzando en la historia y mandando a las tropas a recolectar.

El problema es que no se consiguen de forma rápida ni mucho menos, así que cambiamos los tiempo de espera de los clásicos Tower-Defense por horas de juego. Habrá a quien le guste, pero esto no se siente como un verdader RTS. La sensación de distanciarse del género crece cuando descubrimos que para mejorar la Base, necesitaremos días y días de recursos y de esperas. Punto muy negativo.

Trailer de War Commander: Rogue Assault

Análisis por categorías de War Commander: Rogue Assault

Jugabilidad:

Su punto fuerte sin duda. Contamos con gran variedad de unidades, muchas posibilidades de construcción y la eliminación de los tiempos de espera. Cuenta con varias posibilidades tácticas, aun que a medida que avances te agarrarás a una y la repetirás hasta el fin de los tiempos.

Por último, la mezcla de dos campañas Single-Player y el modo multijugador te tendrán ocupado, si no es atacando, será defendiendo las ofensivas enemigas.

Gráficos:

Apartado delicado. Si bien no tiene malos gráficos y el nivel de detalle es más que aceptable, se queda un poco atrás con la competencia. Cabe destacar que los gráficos son automáticos a la hora de ajustarse, algo inaceptable a estas alturas y que crea problemas en algunos momentos. Deberían trabajar este punto para hacer un juego de 10.

Sonidos:

Tendrás la sensación de estar en la mismísima guerra. Totalmente cuidados y con un nivel de detalle que me ha sorprendido. A pesar de todas las unidades que se agrupan en pantalla, eres capaz de distinguir que unidad realiza cada sonido y como es de esperar, esto hace que te metas de lleno en la partida. Ejemplo a seguir en cuanto a detalles sonoros.

Veredicto:

Estamos ante un juego que apunta maneras y que trae algo nuevo al género, pero siendo sincero, si le quitaramos esto sería igual que sus contrincantes o peor, puesto que no tiene mucho contenido de momento. Pero no me malinterpretéis, vicia y vicia mucho. Pensar en recolectar y conseguir mejorar a tus tropas se convierte en un reclamo para abrir día tras día en juego. Si mejoran un par de inconvenientes y se centran en escuchar a la comunidad, War Commander: Rogue llegará lejos.

Descargar War Commander: Rogue para Android e iOS

Jugabilidad9.2
Gráficos7.5
Sonidos9
8.6

Comparte este post

Mad Horse

Estudiante de Desarrollo de Videojuegos y de Ingeniería Informática. Los videojuegos llevan toda la vida acompañándome. Me gusta hablar de ellos con una visión distinta pero objetiva.

Sin comentarios

Comenta

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Suscribirme sin comentar.