El Jugón de Móvil Análisis de The Branch Portada

The Branch – Yéndonos por las ramas

¡Bienvenidos jugones! Hoy os traemos el análisis del nuevo título arcade de un estudio que saca juegos como churros. Hablamos de Ketchapp y su nuevo The Branch, título de mecánica simple y estética minimalista, muy en la línea de otros títulos que hemos analizado como: Stick Hero y Zig Zag, para los que os interese o gustéis de este tipo de juegos tan inmediatos. Pero, ¡no nos vayamos por las ramas!

The Branch no nos dejará indiferentes

The Branch es un juego minimalista en todas sus cualidades. Iniciaremos la acción con un personaje, Mike, subido a una especie de rama (suponemos que de ahí el nombre) suspendida sobre la nada, que se dividirá y descompondrá en cubos según avancemos por ella.

¿Qué hace Mike ahí y cómo ha llegado a esta rama? No lo sabemos, pero tendremos que avanzar por ella todo cuanto nos sea posible para no caer al vacío y morir. Según avancemos, veremos que las ramificaciones nos bloquearán el camino, por lo que deberemos rotar el mundo. Sí, jugones, como oís. Pero no podremos rotar libremente pues al tapear en cualquier lado de la pantalla el resultado siempre será el mismo: la rama rotará en dirección contraria a las agujas del reloj. Esto vuelve la situación más confusa si cabe.

El Jugón de Móvil Análisis de The Branch Partida

A lo largo de la rama nos encontraremos con rupias de dos tipos en función de su color:

  • Rupias amarillas que equivalen a la moneda del juego y nos servirán para desbloquear nuevos personajes en un pool quasi infinito, de forma aleatoria, y ponerlos en esta cuerda floja que es The Branch. El desbloqueo de personajes sólo será posible al reunir 50 rupias amarillas y no aportarán nada nuevo al juego, es decir, no añadirán nuevas funcionalidades, sino que son meramente estéticos.
  • Rupias moradas que le darán la vuelta a nuestro mundo. Cuesta bastante darse cuenta la primera vez qué hacen estas rupias, pero a base de ensayo y error, nos acabaremos dando cuenta de que, tras coger una rupia morada, nuestra rama girará en dirección a las agujas del reloj. Es decir, estas rupias, alteran la dirección de giro de la rama. A nivel neuronal esto frustra un montón. No sé cómo iréis de psicomotricidad, pero nunca ha sido mi fuerte, aún así, no me rindo y sigo mejorando mis marcas poco a poco.

¡Agarraos que vienen ramificaciones!

Qué hay al final de The Branch es todo un misterio y así seguirá siendo en esta especie de endless run minimalista y muy conceptual. ¿Será una rama del árbol de la vida? Este juego nos plantea una serie de problemas existenciales que jamás pensé que se me pasarían por la cabeza en un título con tal inmediatez en el gameplay y ninguna narrativa. Eso sí, no desesperéis, The Branch es todo un reto y resulta bastante difícil avanzar, armaos de paciencia y energía Zen para evitar que nuestro protagonista caiga y siga avanzando por su rama, ¡como la vida misma!

Trailer de The Branch

Analicemos The Branch por categorías

Jugabilidad:

The Branch tiene unos controles muy simples que, al no venir tutorizados por ningún lado, limitan el aprendizaje a ensayo y error, haciendo que su sencillez en ocasiones confunda. Solo tendremos que hacer tap sobre la pantalla para comenzar la partida o para rotar la rama en la que nos hallamos. Contando con esto y con que las rupias moradas cambian el sentido de la rotación de la rama, ya conoceremos todos los secretos de este juego. Eso sí, no lo infravaloréis, pues cuesta horrores avanzar en esta rama creada como de forma procedural: nunca se ramificará de la misma forma, por lo que no podremos memorizar los movimientos y todo dependerá de nuestros reflejos ninja. Otra cosa a destacar es que no podremos hacer compras dentro de la app. The Branch solo cuenta con un pago para poder quitar la publicidad ingame, por lo que no habrá peligro de arruinarnos.

Gráficos:

Los gráficos de este título van en la línea de los juegos de Ketchapp: minimalista, con formas geométricas y colores planos y brillantes. En este caso, la estética recuerda a los juegos retro de 8 bits, pues todo parece tener una textura pixelada y, tanto la rama como los personajes, son cúbicos y angulosos. La interpretación de la profundidad es correcta, aunque no facilita demasiado su visión al jugador debido a lo claro y brillante que es el tono de la rama sobre la que nos desplazamos.

Sonido:

The Branch no cuenta con ninguna melodía de fondo en el juego. Hasta en el sonido podemos decir que es minimalista, pues solo cuenta con tres o cuatro efectos: de giro de la rama, quedarnos rebotando contra una pared, coger rupias y morir. Dado que el juego se basa en la repetición y no hay más que un escenario. Creo que es inteligente no ponerle ninguna melodía, así el jugador no podrá saturarse con la música y se podrá concentrar mejor en los distintos movimientos para llegar lo más lejos posible.

Veredicto Final:

The Branch supone todo un reto de reflejos. Con una estética simplista y unos controles sencillos, han conseguido que más de un jugador se tire de los pelos y “se baje de la parra”. Nos encontramos ante un título muy directo, con un gameplay muy inmediato, asequible y fresco, basado en la repetición, que seguramente no veamos como un clásico básico, pero sí como un reto digno de ser aceptado y padecido.

Descargar The Branch para Android e iOS:

The Branch
Price: Free
The app was not found in the store. 🙁
Jugabilidad7
Gráficos6
Sonido5
6

Comparte este post

MissTrico

Hardcore gamer, fanática de los cómics, la ciencia ficción y el apocalipsis zombie.

Sin comentarios

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.